domingo, 19 de octubre de 2008

good morning sunshine

Polyphonic spree - light and day

Se sintió como si me creciesen alas, sentí que si no me sostenía a la tierra por el peso de mi cuerpo saldría volando.
Toda palabra se volvió vacío.
El zumbido de mis orejas creció, era yo un torrente de sangre parado. Bombeando a mil por segundo.

Torpes mis brazos se abrían, y sentía que no apretaba fuerte, sentía que tenía a un espejismo en tu lugar. Sentía que de un soplido saldrías como polvo por la puerta.
Todo lo que toma tiempo construir puede derribarse de un sólo manotazo.
No sabía si no lloraba porque no cabía en mí la tristeza en ese momento, tal vez la emoción derrocó todo pensamiento negativo que albergué mientras arrastraba mis piernas de plomo hacia la casa.

Mi cuerpo se volvió una masa inerte. Me dejé llevar, te escuché, me escuchaste. Y no fue hasta que volví a casa cuando caí en la cuenta de que tal vez sí, tal vez te había visto.

Los sueños no se vuelven realidad.
Los sueños son la realidad. El límite se vuelve confuso, inasible, inexistente. Ya no importa divagar de un lado a otro, por que tal vez te ví y tal vez me viste. Tal vez tu iris quedó impreso en el mío. Tal vez aquella noche dormí y mi alma se escurrió hasta donde estabas tú. Tal vez cuando abra los ojos me daré cuenta que mi vida entera ha sido un espejismo. (Muy "La vida es sueño"?)

Da igual. No hay barrera que no sea infranqueable, no existe el límite que no se doble un par de grados más.
Ojalá la próxima vez que escriba, incluya: ya no hay miedo.

2 comentarios:

Andrés Cea dijo...

hola petite lau
ucha, me dio pena el escrito... es de esos que están tan bien escritos que no te queda otra que identificarte con la emoción que está detrás de las letras...
solo dejarte un abrazo de un lector ingrato que hace rato no pasaba a saludarte.
un beso

Sane-Sometimes dijo...

¿Puedo concluír entonces que el caballo de troya venía con más que algunas mentirillas en su interior?

=/

On a lighter note: Internet banking sucks!!! o_Ó