martes, 1 de enero de 2008

apologize

Pudo ser mi período, la cerveza que bebimos, mi miedo a quedarme sola... soy dolorsamente honesta, no me queda otra, no sé inventar buenas mentiras, por eso no puedo estar contigo.

Soy incapaz de obligarme a quererte, aunque quiero hacerlo... simplemente hay algo que no está entre nosostros, que se coloca solo tras haber bebido lo suficiente para seguir sintiendo que alguien me quiere, sin importar la correspondencia... Es pésimo, lo sé. Me rehuso a seguir usándote de pretexto para tapar los miedos. No me gusta ser falsa. El traje me quedó chico, no sé ni puedo saber como ser tu mina... algún día tendrás que perdonarme.

Y es probable que nadie me quiera como tú lo haces, o me aguante como tú lo haces, pero reconozco que cuando realmente voy tras alguien es un masoquismo que aguanto estoicamente, un juego que sufro, y contigo en realidad todo va en stand by y me siento normalísima al punto de que no hay ningún click que me prenda la luz. No sé si entiendes.

No puedo irme y dejarte esperando a la mina que te gusta, porque la verdad es que ella, no existe en mí. Discúlpame.

No puedo quererte. No puedo mentir.

2 comentarios:

Andrés Cea dijo...

ui
se siente feo eso... por lado y lado...

un abrazo no más.

y tranki que despues se pasa.

Kharma dijo...

Sólo justifico esta intromisión porque siempre te veo comentar a andréscea y hoy me puse a leer tus escritos, los que me llamaron mucho la atención... creo que el que titulaste "cambalache" fue el que me gustó más, dice mucho con muy pocas frases. Tus escritos están llenos de frases bien "de guata", medios desgarrados a veces...
Ahora me quedó dando vueltas, entre otras, "todo va en stand by y me siento normalísima al punto de que no hay ningún click que me prenda la luz...". Notable descripición, breve, de algo que suena a bien vertiginoso.